13 septiembre 2015

Dos periodistas asesinados en directo ¿Incrementar audiencia o respetar a las victimas?

Hace un par de días me entere de algo muy desagradable, que demuestra una vez más la estupidez del ser humano y no se cuantas van ya; el asunto es el siguiente: dos periodistas norteamericanos fueron asesinados en directo mientras realizaban una entrevista, uno de ellos era el cámara y la otra persona era la presentadora, inmediatamente después de lo sucedido la cadena televisiva emitió un comunicado pidiendo por favor que no se hiciera difusión de las imágenes, por respeto en primer lugar a las victimas y en segundo lugar a las familias, pero también indirectamente pensando en los espectadores ya que se trataba de imágenes bastante duras, no en vano se observaba como dos personas morían. Como es lógico ellos no pudieron ocultar las imágenes puesto que estaban emitiendo en directo, de haber sido en diferido seguramente no habrían salido a la luz o de haberlo echo hubiera sido a través de un camino mucho más difícil, mediante alguna filtración de un empleado con acceso directo a las mismas. Por desgracia esto no fue así y las imágenes se emitieron en directo siendo los telespectadores testigos obligados de una situación dantesca inesperada, por si esto no hubiera sido suficiente el propio asesino grabo toda la escena con su móvil y lo colgó en Internet minutos más tarde. Hasta aquí un resumen de lo ocurrido, por ahora nada raro, una tragedia, un comunicado respetuoso de la cadena damnificada y un asesino tratando de chupar cámara, lo que me parece sinceramente vergonzoso es que ni cortos ni perezosos todas y cada una de las cadenas de televisión, periódicos y medios informativos en general pusieron las imágenes una y otra vez (mas o menos editadas) repitiéndolas mañana y tarde hasta la saciedad, pasándose por el forro de los cojones el comunicado de la cadena y el respeto a dos profesionales y compañeros de profesión que acababan de fallecer...
Con esto no quiero decir que no se informe de lo sucedido, pero joder tengamos un poco de empatía, que eran periodistas como vosotros, que podía haber sido cualquiera, poneros en su lugar, que poco mas y ponéis el video en bucle. ¿Os gustaría que repitieran la escena de vuestra muerte en televisión durante tres días a todas horas? No nos vamos a hacer daño por tener un poco de respeto hacia los demás, el problema es que toda esa mierda nos da demasiado morbo y hay personas así de enfermas que necesitan ver ese tipo de escenas, eso si mientras las ven comentan la jugada con toda la familia: que si que penita....pobres chicos...fijate que loco, pues coño si tan poco te gusta por que no dejas de verlo una y otra vez, creo que la noticia es lo suficientemente impactante como para no necesitar imágenes que la corroboren. En este caso también es cierto que de una forma o de otra estas iban a dar la vuelta al mundo pues el propio asesino las colgó en Internet, pero de todas formas en ese caso es responsabilidad tuya el querer verlas o no, al final al colocar estas imágenes en un telediario lo que están consiguiendo es insensibilizar a la población pues te lo están haciendo ver como algo normal que se emite en HORARIO INFANTIL para todos los públicos, eso si no digas HOSTIA, PUTA O JODER no valla a ser que le crees un trauma al niño o te salga mal hablado, pero en las noticias que se emiten a las DOS DE LA TARDE vamos a meter nuestra ración de asesinos, de niños medio muertos en atentados, bombas y talibanes, seguro que de ahí no sacan nada malo los chavales. La moraleja de todo esto es que al final el mundo es un gran negocio y,que es lo que vende en este mundo, el morbo y la tragedia, la felicidad y las historias bonitas no les importan a nadie o te interesan intercaladas entre tres o cuatro tragedias para que no eches la tarde llorando, es que incluso si lo piensas gran parte de las historias bonitas que hay en un informativo tienen como trasfondo una fatalidad brutal, un rescate milagroso en una CATÁSTROFE NATURAL, una familia que la salvan de un DESAHUCIO, evoluciones EN CÁNCER O ENFERMEDADES TERMINALES, incluso lo que nos venden en el telediario como bueno nace de algo terrible, es casi imposible encontrar noticias buenas y bonitas de verdad en los medios de comunicación y lo acontecido a estos chicos es una prueba más de ello, de que en este mundo existe cero solidaridad incluso tratándose de compañeros de profesión, aunque os hallan suplicado encarecidamente que no hagáis bombo de las imágenes, al día siguiente en todos y cada uno de los periódicos en todos y cada uno de los informativos...durante días, GRACIAS AL PERIODISMO DE CALIDAD.