07 octubre 2015

Internet, la gran biblioteca global de tonterías y gente haciéndose daño.

Internet gracias a dios se a convertido en algo indispensable en la inmensa mayoría de los hogares, la herramienta en si como en todo tendrá a sus detractores y sus partidarios. Internet está plagado de información falsa, virus, pornografía (¿Malo,bueno?)... y así podría seguir y seguir, pero también tiene sus cosas buenas, puedes acceder a un montón de sitios interesantes, que pueden o no ser pornográficos según tu elección, puedes agilizar la tramitación de papes, ver videos de gatitos, jugar con tu amigos. En definitiva realizar un montón de acciones que hacen tu vida mas fácil, divertida o mejoran de alguna u otra manera tu bienestar, pero para mi esto no importa una mierda, el verdadero punto positivo de Internet y lo que lo hace imprescindible para la mayoría de personas en los países desarrollados es la estupidez. Si amigos la estupidez, gracias a Internet el mundo y la gente puede trasmitir su estupidez de forma libre, sin importar las barreras, solo hace falta ser tonto y mostrarlo a los demás, y en cuestión de segundos listo, puedes compartirlo con tus amigos, con tu familia o con desconocidos que están a miles de kilómetros de distancia, es maravilloso. Antes esto solo era posible a través de la televisión, pero el proceso era infinitamente más largo y tedioso: primero te tenían que grabar con una de esas cámaras antiguas, que la imagen no es que llevara el filtro de mierda de instagram, es que la definición era así, si tenias suerte y todo el contenido entraba dentro de una cinta sin que hubiera errores de audio o de grabado lo podías mandar a esos míticos programas de los noventa y ellos juzgarían si la hostia de tu hermano Paco era o no lo suficientemente graciosa, después de un amplio y largo proceso de cribado con suerte accederían a comprar tu video y toda España podría descojonarse viendo como tu hermano Paco está a punto de perder la vida cayéndose de dientes por un tramo de escaleras, el caso es que es tan gracioso... y no queda aquí la cosa, estamos hablando de la tele de los años noventa en España, con una tecnología y despliegue de medios sin parangón, para hacerlo todo aun más gracioso si cabe meterían unas risas enlatadas, que siempre entran bien, el efecto este de mierda de rebobinar adelante y atrás muchas veces justo en el momento del tropezón que hizo que el pobre Paco cayera.

Gracias a Internet este proceso es el pasado, hoy en día ningún programa de televisión tiene que dar por valido tu video, puedes subir todas las hostias que quieras a Internet, gente pegándose, cayéndose, peleas de negros, peleas en colegios... yo personalmente me lo paso bien viendo como gente se hace daño, no me siento mal ni tengo remordimientos y todo esto se lo debo a Internet. Por otro lado también es importante resaltar que no solo eres gilipollas si te haces daño a propósito, también puedes comer hasta vomitar, el maravilloso señor que come mayonesa a cucharadas y se ríe, gente rompiendo cosas, gente rompiéndose cosas, padres destrozando las consolas de sus hijos gamers y grabándolo en video, en fin no se, toda una serie de infortunios que resultan graciosos, aunque la otra persona a lo mejor este pasando un rato espantoso no deja de ser algo divertido de ver, algo que antes se perdía en la cotidianidad y ahora gracias a Internet esta a nuestro alcance.


Luego puedes entrar en la discusión si es mas o menos triste que el ser humano se alegre o se ria del dolor, o sufrimiento ajeno... sinceramente no creo que sea bueno o malo, no te estas riendo de una desgracia o de la persona en si, te estas riendo de un momento puntual y de la circunstancia que este conlleva, ya que antes de que este sucediera no te estabas riendo y después no continuaras riéndote, simplemente fue ese momento. Otra cosa muy distinta es que te burles de manera personal y directa o que hagas excesivas referencias a lo sucedido recordándolo de manera constante y exagerada. Lo importante es dejarse de tonterías, reírse de uno mismo y ya esta, hoy la hostia te la darás tu y mañana se la dará otro, siempre es un detalle llevarlo con algo de educación y prestar ayuda a la persona que se a hecho daño mientras te ríes disimuladamente, por lo que sea queda feo quedarte señalando y riéndote como un enfermo mental, pero bueno esto se aplica a la vida en general, un puntito de educación nunca viene mal. Lo verdaderamente importante es que Internet a llegado para quedarse y para dar rienda suelta a todos y cada uno de los estúpidos, locos y tontos para compartir su maravillosa, expendida y su labor social, por que no con el mundo, sin barreras, sin limites...GRACIAS INTERNET.