01 octubre 2015

Tengo un puto imán para estafadores ¿Por qué a mi?

Si amigos, si, es momento de otro capítulo de: gente que me intenta estafar... ¿Será este al fin el último?, quien sabe, hoy os traigo la continuación de: “Hasta los huevos de los estafadores”, no voy a hacer spoiles, pero básicamente se trataba de una web que te pone en contacto con familias que te acogen para que tu realices cursos de ingles o cualquier otra lengua extranjera, os animo a que le echéis un vistazo para enteraros bien de que va el asunto. A groso modo tres familias, que resultaron ser estafadores encubiertos se pusieron en contacto conmigo, hoy es turno de la última de ellas.

La tercera familia, sin duda la mejor de todas
, con la que llegue a intercambiar más de 15 emails, y con los que estuve apunto de caer pero al final no... de verdad que estuve muy cerca joder... La forma de actuar de este grupo o persona, (la verdad no se quien cojones serían esos hijos de puta), era bastante bueno, con un lenguaje muy cariñoso y comprensivo, preguntando en primer lugar todo tipo de cuestiones lógicas sobre mi: si fumaba, bebía, si mis padres trabajaban, mis estudios, lo que buscaba en ese viaje... en fin preguntas normales si vas a acoger a una persona en tu casa, luego me mandaron fotos de su familia y me dio todo tipo de información de la misma para en sus propias palabras ”perdiera el miedo de vivir en casa de unos desconocidos”. Cuando la negociación tornaba a su fin yo comenzaba a sospechar más y más, ya me había puesto en contacto con la web y ellos me decían que no veían nada raro en ese perfil, pero que siempre ante la duda era mejor no arriesgarse. Mas adelante cuando las conversaciones con la familia siguieron se lo comente directamente sin tapujos, que no era la primera vez que me habían intentado timar en esa página y que todo lo que me ofrecían parecía demasiado bueno, no es que fuera demasiado dinero ni una casa de lujo, nada por el estilo, era ese tipo de casos en los que la gente es demasiado buena y ya por ese simple echo te hace sospechar, estaban poniendo demasiado cariño y se veían exageradamente ilusionados por que fuera a su casa. Había venido todo demasiado rápido, no podía ser tan fácil. Como respuesta a mi pregunta de si eran o no estafadores como es normal recibo un no, (no me iban a decir: Ayh, si mira somos unos estafadores, esperábamos que no te dieras cuenta pero nos pillaste, lo siento) No solo eso sino que me escribió un párrafo conmovedor en el que me ponían que ellos también habían acogido a chicos que parecían una cosa y luego resultaron ser otra, que les robaron y no se que mil mierdas más, pero que ellos seguían creyendo en las personas honestas y que por un par de malas experiencias no iban a dejar de acoger a jóvenes con ganas de aprender y mil moñerias del estilo.... pero UN PUTO PÁRRAFO de que hay que confiar en las personas, que todos somos hermanos blablabla, ya que por si no lo había mencionado los dos tenían cargos eclesiástico, HAY QUE JODERSE, ¿QUÉ PASA, SI PONES QUE TRABAJAS EN LA IGLESIA IRREMEDIABLEMENTE ERES BUENA PERSONA?, creo que las últimas noticias dicen lo contrario, pero en fin de nuevo me desvio.


Al final, ya a punto de aceptar el trato, lo único que tenía que pagar de mi bolsillo era el vuelo y facilitarles documentos personales, pero que a mi modo de ver no suponían ningún riesgo, una vez todo pactado y requete pactado decidí esperar unos días para comunicarles el día de mi llegada (De un vuelo que no había comprado), cada día me preguntaban que cuando llegaba, a que aeropuerto, que se podían desplazar a otros aeropuertos a recogerme... en definitiva, de nuevo demasiado interés, exageradamente amables y ponían demasiado de su parte sin pedir aparentemente nada a cambio... después de cuatro días intensos en los que trataron de planificar mi llegada incluso mandándome enlaces de vuelos económicos decidí no aceptar la oferta y rechazar su propuesta, a pesar de que los administradores de la web me seguían confirmando que no veían nada en ese perfil, simplemente me fie de mi intuición, no queda gente tan buena en el mundo, más de un mes después la empresa se puso en contacto conmigo y me dijo que en efecto se trataban de estafadores, no quise profundizar en el tema, simplemente olvidarlo. La triste moraleja de esto es que no te puedes fiar de las cosas o las personas que sean excesivamente buenas contigo, sobre todo si son desconocidas, por duro que parezca, el mundo esta lleno de hijos de puta, la gente de esta calaña hace 10 veces más ruido que las personas buenas de verdad, por culpa de estos hipócritas, se les rompe la ilusión en mil pedazos a cientos de personas cuando tenían todas sus esperanzas puestas en reunirse con una pareja buena de verdad, de las que da gusto conocer, que hablan, son respetuosas y reflexivas,que comprenden y aceptan sus errores, personas como las que ya no quedan y a lo mejor es verdad, quizás ya no queda ese tipo de gente. Este mundo y este tipo de hipocresía no hace más que corromper a la sociedad, esa persona, que pude ser yo, fue a el reino unido con toda su ilusión y se volvió con una maleta de odio, ese chico paso de estar en el grupo de personas que creen en la humanidad a convertirse en uno más de ellos... cuando te encuentras con personas así, que mienten tan bien y con tantísima naturalidad te resulta difícil creer en los demás y poder discernir con certeza verdad de mentira, bondad de maldad. Por suerte o por desgracia para mi yo sigo creyendo que hay buenas personas por ahí sueltas en el mundo aunque la sociedad se empeña en ponérmelo cada vez más y más difícil.