14 febrero 2016

Cambios insignificantes que hacen nuestra vida mejor.


Esta semana he caído en la cuenta que dando las gracias constantemente a los demás me siento mejor, la gente me sonríe de otra manera y tengo la sensación de que las cosas me resultan mas fáciles, por eso no pierdo la oportunidad de decir gracias aunque no venga a cuento, nunca está de mas dar las, es una palabra que expresa gratitud, casi nunca cargada de doble sentido, no cuesta nada decirla y lo llena todo, tanto a la persona que lo dice como a la receptora del mensaje. Es un cambio pequeño en mi vida, se podría decir que es insignificante, pero muchas veces estos cambios pequeños son los mas importantes, un gesto tan simple que ha mejorado mi vida y alegra mis días de una forma sorprendente. Es ese tipo de cosas que no sabes lo importantes que son hasta que las pones en tu vida, sin duda una sonrisa y unas palabras de agradecimiento hacia la otra persona provocan, de una manera casi imperceptible que tu día sea mejor. Otra prueba mas de que a veces las palabras van mas allá y no son solo simples palabras, son un poderoso instrumento que podemos usar tan solo para comunicarnos de manera fría, o en su defecto adornarlas para transmitir sentimientos, alegría, pasión, felicidad...pero nunca nunca nunca como arma para ejercer daño pues por desgracia su poder destructor también es inmenso.

Muchas gracias espero que os guste.