19 marzo 2016

Desearía vivir en mis sueños para estar siempre a tu lado.

Siendo sinceros, es una mierda levantarse borracho de recuerdos, después de soñar con esa persona que por culpa de un mal golpe arrancaron de tu vida...está bien, es cierto que que la indecisión y una falta absoluta de sinceridad por mi parte también fueron las culpables de que las cosas acabaran así. No estamos hablando de mentiras o infidelidades, sino de esa sinceridad emocional que es tan jodida de expresar, mas aun cuando te intimidan con una sonrisa y un carácter amable hasta conseguir amordazar tus palabras por completo. En días como hoy, cuando deseo estar atrapado de manera permanente en mis sueños, me doy cuenta de lo injusta que es la realidad, cuando tus ojos se abren y recibes esa bofetada en toda la cara. Entonces espabilas y te das cuenta con amargura que es mentira, por muy real e intenso que fuera es mentira, tu mente te dice sin parar lo que quiere y a quien quiere, tu lo sabes de sobra, pero durante el día tratas de auto-convencerte que no es así, como único remedio para dejar de sufrir, luego por la noche, la verdad vuelve a mostrarse en tus sueños en forma de una sonrisa sin que puedas hacer nada al respecto, y de nuevo por la mañana, vuelta a empezar, a fingir que nada ha sucedido, a tratar de olvidar...egoistamente y sin ningún tipo de evidencia real tengo la absurda certeza de que algún día por algún motivo nuestras vidas se volverán a cruzar más allá de la barrera de los sueños. De nuevo en la realidad tan solo tu y yo.