23 octubre 2016

Empezar no es fácil, rendirse es de cobardes.



Los inicios nunca son fáciles, lo fácil es vivir la vida sin inicios, sin empezar nunca podrás terminar y cuando termines te alegraras de haber empezado, es arriesgado empezar y empezar a arriesgarse es la única solución para que los inicios difíciles sean finales felices.