05 noviembre 2016

Cuando la soledad, el rechazo y el miedo no me dejan dormir


Estas semanas he atravesado altibajos emocionales muy salvajes en muchos ámbitos….he escrito mucho, me he desgañitado, he pensado y me he desesperado, he dejado que la soledad y la confusión me hundieran dejando mas tarde que la comodidad y la diversión me sacaran un poco a la superficie liberándome de parte de los miedos y la ansiedad que me han rodeado y atado con fuerza estas últimas horas. En este tiempo escribí mucho, leí mis reflexiones, corregí errores y también borre muchas cosas. La falta de Internet en esta nueva etapa de mi vida ha echo que gran cantidad de las cosas que escribí no salieran a la luz. Por un lado es cierto que este blog trata de expresar mi parte mas personal, y es cierto que siempre he subido los post de inmediato para evitar falsear mis emociones en el momento que estas quieren salir de mi para proyectarse en el papel. Esta vez es algo distinto, al no tener una conexión a internet pues siempre tiendes a dar pinceladas a lo ya escrito, borrando cosas que en realidad no sientes cuando sopesas un poco mas tus problemas y matizando otras tantas circunstancias en las que a lo mejor has dramatizado mas de lo normal.
De todas formas, creo que he aprendido mucho leyendo a cerca de mis impresiones mas personales en uno momentos de frustración tan grandes para mi. Ahora una vez superada una de las barreras emocionales mas grandes y sintiéndome mas apoyado veo las cosas de diferente color, las circunstancias siguen siendo bastante serias pero por lo menos ahora soy mas optimista, se que no va a ser fácil, Pero como en su día dijo este chico que está aquí sentado, si no lo intentas nunca sabrás si eres capaz o no de lograrlo, podrás fracasar, pero el fracaso no llega si no lo intentas antes, de las derrotas se aprende mucho mas que de las victorias. El verdadero fracaso es mirar atrás en el tiempo y sentir la frustración, arrepentimiento e incertidumbre de no tener una respuesta a esa pregunta, el no saber si eres o no capaz es un castigo que te puede perseguir durante demasiado tiempo, mucho mas que cualquiera de tus fracasos. Esta en tus manos decidir que merece mas la pena dejarte arrastrar por el miedo o ser presa dolor y el arrepentimiento de forma irreversible e irremediable para siempre, siendo esclavo así de una decisión equivocada, injusto y comprensible al mismo tiempo, es normal sentir miedo, es un reflejo vital del ser humano expresar terror para protegerte de una situación potencialmente peligrosa para salvaguardar y conseguir mantener tu zona de confort lo mas estable posible. Por eso la valentía tiene que abrirse paso en nuestras conciencias de la mano con nuestro sentido común, para vencer ese miedo racional que nos protege sabiamente del riesgo pero que a su vez de manera egoísta nos aleja de los objetivos mas gratificantes y trascendentales de nuestra vida. Si me preguntáis personalmente siempre os dire que o intentéis, es lógico tener miedo pero también es descorazonador concebir una vida entera sin valor, coraje y ganas de luchar, en este mundo donde la linea que separa lo lógico de lo ilógico y la locura de lo racional esta cada vez mas difusa y difuminada.

Los inicios nunca son fáciles, lo fácil es vivir la vida sin inicios, sin empezar nunca podrás terminar y cuando termines te alegraras de haber empezado, es arriesgado empezar y empezar a arriesgarse es la única solución para que los inicios difíciles sean finales felices.