10 noviembre 2016

Cuando los sentimientos y la razón no se ponen de acuerdo.


Hoy, ha sido un día raro… El misterioso calor de finales de octubre se ha mezclado irremediablemente con mi incertidumbre y desazón emocional de estos últimos días. Si miramos lo positivo, al menos la temperatura exterior era agradable cuando salí a correr aunque mi interior estuviera echo pedazos el sorprendente amanecer caluroso trato de ponerme una sonrisa en la cara, cosa que por desgracia no sucedió pues últimamente no encuentro ni un solo motivo para sonreír. Después de un buen rato corriendo y de experimentar esa sensación de bienestar y fatiga tan molesta pero a la vez gratificante cuando uno termina de realizar un esfuerzo volví a la realidad, otra vez todos y cada uno de los recuerdos en mi cabeza, no puedo parar de pensar en ello, es estúpido, ridículo, absurdo y todos los adjetivos con un relativo significado sinónimo que queráis añadir...No se por que pero simple y sencillamente no puedo, estoy muy harto de que siempre me pasen este tipo de cosas, me revienta tener este mal estar general y no saber como actuar, no poder responder a todas estas preguntas. No acabo de entender por que siempre tengo que tragarme toda esta mierda, si en realidad no hago nada, yo no fui a buscar el contacto, yo no le pedí que se acercara a mi, no lo hice, de verdad que no...Cuando de repente sin comerlo ni beberlo veo que todo esto se me echa encima sin yo ser del todo consciente del tema y cuando de una vez por todas comienzo a enterarme de que va la película es ella la que decide empezar con este juego asqueroso de si o no que soy incapaz de entender. Por un lado, es cierto que yo no busque nada, pero eso no significa que no tenga interés, quiero decir, me gusta mucho, pero no me veía con intenciones de dar ningún paso al frente, o al menos no esa noche. Luego cuando por fin parecía que las cosas marchaban, desaparece delante de mis ojos y hoy de nuevo se presenta ante mi con la mayor de las sonrisas, buscando mi complicidad como si nada hubiera pasado.


Entramos otra vez en el capitulo de que: “es cierto que tiendo a malinterpretar las señales” y mas cuando voy un poco tordado, pero en este caso podría jurar que no es así, también podemos entrar a valorar el asunto de que sea una “calienta pollas”, es lo que hay, en todas las discotecas hay un numero considerable de ellas, pero tampoco creo que sea el caso, en verdad siento que es una persona buena e incluso me atrevería a ir mas halla, es una persona tremendamente cercana y cariñosa a la hora de hablar con todo el mundo, no creo que este cegado por el amor, o que este viendo señales que no existen, entre otras cosas por que no tengo del todo claro si me gusta hasta tal punto de poder asegurar con certeza que estoy enamorado de ella, pero lo que es evidente es que algo hay , pues si no, no estaría aquí, a la 1 de la mañana refunfuñando y balbuceando delante del ordenador con ganas de pegarle a algo y desatar la rabia que siento, esperando volverla a ver cuanto antes, deseando que ella también este buscando respuestas a las preguntas que yo me hago, pero la verdad no veo ni el momento ni el lugar para hacerlo, tampoco me apetece hacer pasar un mal rato a nadie, para eso prefiero comerme mis palabras y sufrir en silencio...Al final lo que tenga que ser sera, solo el tiempo tiene la respuesta.