12 febrero 2017

Crezco como persona, me siento vacío.


Bueno bueno, pues para variar otra semana frustrante mas al zurrón de este año 2017. Cuando un año comienza siempre guardas nuevas esperanzas e ilusiones creyendo que de alguna forma mística tu vida cambiara a mejor, te haces propósitos a cumplir … en fin todas esas cosas que decimos el 31 de diciembre y que generalmente el 1 de enero se nos olvidan. La buena noticia es que al menos nada va a peor que es un detalle que invita al optimismo.


Para ser sincero una vez mas soy mas pesimista de lo que debiera pues estas semanas venideras tendremos muy buenas noticias ya aseguradas, no esta mal ver algún brote verde de vez en cuando pero sinceramente es igual de frustrante ver que ciertas facetas de mi vida siguen atascadas casi de manera irremediable en el mismo punto. Crecer como persona e ir poco a poco madurando en la vida esta muy bien, es una ley natural, es algo por lo que todos tenemos que pasar, de ahí que me moleste todavía mas el verme atrapado en el mismo punto una y otra y otra vez año tras año, mi vida esta creciendo a pasos agigantados en los últimos meses y a su vez me encuentro perdido, me siento pequeño y por que no decirlo, solo. Seguro que mañana me encuentro mejor, la única forma de superar un problema es levantarse una y otra vez hasta que las dificultades tengan que rendirse ante tu empeño.


Sea como fuere en nada nos plantamos en el primer cuarto del año, es increíble lo rápido que pasa el tiempo, la nota media que por ahora podríamos adjudicar sería un cinco raspado...todavía queda tiempo para apretar los dientes y conseguir que las cosas salgan mejor, deseo que salgan mejor, me esforzare con toda el alma para que sea así, como siempre que las cosas salgan bien o mal no depende exclusivamente de lo mucho que nos esforzemos o las ganas que pongamos, lo único que podemos hacer es luchar, dejarnos la vida, no rendirnos, solo así conseguiremos respuestas, solo así abriremos nuevas puertas.