03 junio 2015

Leticia Sabater a estrenar

Si señor, cuando pensábamos que el mundo ya no podía estar peor llega Leticia Sabater y se reconstruye el imen y concluye con lo siguiente: “Me siento a estrenar”, así de fácil en tu puta cara. Alguien debería explicarle a esta iluminada que lo que se estrena son las cosas no las personas. Un aplauso especial pero en toda la cara se merecía el medico de turno que acepto hacer la intervención por unos 6,000 euros,claro que si. Que mas dará que haya niños muriéndose de hambre en tantos y tantos países o que en el tuyo propio haya familias desahuciadas y gente sin recursos para subsistir...

Es cierto que los ricos o las personas con un nivel adquisitivo alto suelen derrochar dinero en infinidad de cosas absurdas y en excentricidades, pero joder creo que estamos llegando a un limite, la cirugía estética en infinidad de casos es tremendamente útil, incluso necesaria para el autoestima de algunos enfermos de cáncer u otro tipo de enfermedades severas, comprendo su utilización con un mero fin estético, pero coño que esta tía se a cosido el imen y un medico se a prestado a hacerlo. Precisamente por casos como este la igualdad entre géneros está creando nuevos conflictos en la actualidad, por que en la televisión, noticias y en todos los medios en general encontramos un alto contenido de mujeres que están ahí solo por el ruido que hacen y la expectación que generan auto humillándose.
Para terminar, creo que la sexualidad no es ningún juego, hay miles de personas que son discriminadas por ello e incluso asesinadas. Estaría bien que esta sinvergüenza se acercara un poco al mundo de la cultura, si sabe lo que esa palabra quiere decir, y se informara de las barbaridades que les hacen a las niñas islámicas... ellas si que están a estrenar, en este caso si, por que para esas bestias si se tratan de OBJETOS Y NO DE PERSONAS, quizás deberíamos tirar a Leticia sabater en esos lares, ya que por lo visto está orgullosa de que la traten como un objeto y no como un ser humano, a lo mejor la tontería se le pasa cuando la violen seis o siete veces, o cuando la vendan a un prostíbulo, o a un hombre de la edad de su padre, o cuando le practiquen una ablación o cuando la abandonen en la calle solo por el simple hecho de ser una mujer.

Desde aquí no me queda mas que felicitar a Leticia sabater esperando que nunca le de por buscar esta información por que quizás la hostia de realidad sea demasiado grande.