05 octubre 2015

72 vírgenes

La verdad es que hoy no tengo demasiadas ganas de escribir... no se trata exactamente de ganas, sino de temas que tratar, unos son muy largos y no tengo tiempo para ponerme ahora con ellos y otros son asuntos que he tocado recientemente y prefiero espaciarlos un poco en el tiempo.

En fin, hablemos de algo serio pero con un toque de humor... y es de el acuerdo que pactan muchos terroristas musulmanes cuando se suicidan que como recompensa recibirán 72 vírgenes
en el más allá. No soy un experto en el tema y seguro que ellos tienen una explicación “lógica”, pero precisamente por eso, por que desconozco un poco el tema voy a tratarlo con humor y no con seriedad, sin meter a todos los seguidores de una religión en el mismo saco, solo asociar en un principio a la musulmana por que es la que va relacionada con lo de las 72 vírgenes. Mi teoría es la siguiente, para que todo esto de las 72 llegara hasta nuestros días tubo que haber una primera vez ¿No?, yo creo que un par de tíos mal de la cabeza se juntaron entre ellos, y después de mucho beber se les fue aun más la hoya y se les ocurrió tratar de convencer al tonto del pueblo para que se inmolase en nombre de la religión. Todo resultó ser mucho más fácil de lo que esperaban, pues por algo se trataba del tonto del pueblo, que acepto fácilmente a cambio de un par de favores y privilegios antes del gran día, los otros dos borrachos (se que los musulmanes no pueden beber alcohol, pero como dije no quiero focalizar en una religión en particular) ni si quiera tenían una bomba, solo lo hacían para comprobar su poder de convicción y ver si eran capaces de convencer a alguien para que se suicidara sin motivo aparente, así por que si, a cambio de un puñado de cosas. Entre las peticiones del futuro “hombre bomba” estaba una gran cena, una suma de dinero no demasiado excesiva y una gran fiesta el día antes del atentado, los dos amigos aceptaron la propuesta y a lo largo de la semana siguiente le fueron dando al tonto del pueblo lo que quería mientras ellos construían una especie de paquete falso a modo de bomba.

Cuando por fin llego el día se reunieron los tres en una casa para poder entregarle la “bomba”, por lo que sea el tonto del pueblo no lo era tanto y les hizo una última petición, después de realizar el atentado quería algo a cambio, los dos amigos se miraron a la cara sorprendidos y le explicaron de forma lenta y sencilla que el trato consistía en que tendría que hacer explotar el paquete llevándolo encima, el tonto del pueblo afirmo que ya lo sabía pero que quería una recompensa para después. Los dos amigos volvieron a explicarle de una forma aun más simple que él explotaría con el artefacto, aun así el tonto insistió en que quería una recompensa, uno de los amigos le dijo que de acuerdo que le darían sieteeee, pensó para el mismo que era muy poco mirando a su alrededor nervioso pensando que se podría echar atrás y volvió a decir nervioso, sieteeeeeee...setenta y dossss eeeeee, VÍRGENES grito el otro compañero, si eso, eso... 72 vírgenes, te daremos si haces lo que te pedimos, había sido tan espontaneo y tan ridículo que casi no podían aguantar la risa, pero de todas formas daba igual por que el pobrecito no se iba a inmolar, luego le dirían que era una broma y listo y de todas formas aunque llevara una bomba de verdad que más da que le hubieran dicho 72 vírgenes que 275 unicornios si total iba a estar muerto.

Mas o menos yo creo que esta es la forma en la que surgió todo el asunto de las 72 vírgenes, todo se trata de un juego ancestral de dos borrachos que en un momento determinado necesitaron una respuesta desesperada y al final fue lo que salio, la verdad es que me parece algo muy randaom, ¿Por qué 72 y por que vírgenes? Será que no hay números y cosas para ofrecer y más cuando se supone que vas a estar MUERTO, la verdad es que el 72 me parece un número muy random, ¿Por qué no dos o tres?, lo de las vírgenes entre comillas lo entiendo, hay mucho desesperado suelto que haría lo que fuera por polvo, pero el 72 es lo que me trae loco incluso tratándose de vírgenes, mucho lio de dios, demasiada presión para un solo hombre.


Espero no haber ofendido a ninguna persona y que os halla gustado, seguro que la historia real no mola tanto como la miá, no sé si a alguien más le resulta curioso lo de las 72 vírgenes, espero que si, no me considero tan raro por ahora... lo bueno que tiene es que siempre te quede el chiste de 72 vírgenes y aparece una habitación llena de informáticos. Bueno hasta otra.