06 octubre 2015

La gente exageradamente feliz me hace sentir incomodo ¿Soy el único?

¿Os habéis encontrado alguna vez en algún sitio a gente demasiado feliz y os habéis sentido incómodos? Joder a mi me pasa y me da un mal rollo que no veas ¿Por qué están tan contentos sin motivo aparente?... no se, este tipo de circunstancias me hacen desconfiar, en serio, no se si soy el único pero creo que es algo que se nota, no es la típica alegría o felicidad normal, es algo exagerado, que nada más entrar, sientes que la gente está demasiado contenta, que se llevan muy bien entre ellos. A mi esa sensación me hace desconfiar de buenas a primeras, no me siento cómodo, es como un instinto que me hace estar alerta, tengo la sensación de que ocultan algo, como si de una secta se tratase. Todos hemos visto las típicas imágenes de sectas o algún otro tipo de organizaciones que realizan suicidios en masa en las que usan carteles y propaganda con gente extremadamente sonriente y feliz, a mi eso me da muchísimo mal rollo, deja de sonreír y dime que ocultas de una puta vez.
Si entramos a terreno más personal esto me sucedió este verano en una entrevista de trabajo, nada más entrar a la oficina me encontré con una recepcionista que fue muy amable conmigo, me invito a sentarme mientras esperaba y así hice, el local era bastante grande, tenían un par de televisiones de plasma en la pared y música actual (de la radio sonando a una altura considerable), algo bastante raro en una “oficina”, también había una separación con cristales que delimitaba el lugar donde yo estaba sentado de otras zonas donde había mesas y despachos separados también con paredes de cristal pero en este caso opacas, el caso es que en la otra sala la música estaba todavía más alta, por que los altavoces estaban ahí dentro, la gente estaba distribuida en círculos, se escuchaba el barullo al hablar y cada cinco minutos había una ronda de aplausos y muchas risas. Yo con cada ronda de aplausos que pasaba me sentía más incomodo, estaba completamente seguro de que iba a pasar a una de esas salas opacas y me iban a dejar inconsciente o algo, la gente estaba demasiado contenta y era demasiado amable como para estar trabajando, ADEMÁS ERA LUNES, quien coño va a trabajar de ese humor un lunes. Sea como fuere me cogieron en el trabajo y en efecto, no me paso nada, la gente simplemente era increíblemente amable y había un ambiente de trabajo espectacular. Por suerte para mi salí de allí de una pieza, al final decidí no seguir trabajando ahí por que el horario de trabajo y el sueldo eran una mierda, no me quede lo suficiente para comprobar por mi mismo si se trataba o no de algún tipo de secta, pero bueno por ahora no he visto nada a cerca de un suicidio colectivo en los periódicos así que supongo que todo va bien, no tengo comportamientos extraños ni sueños raros, así que el lavado de cerebro también podemos descartarlo.


A lo mejor es que yo soy a si de raro y ya esta, pero no se, ¿Soy el único que se siente incomodo cuando ve a un grupo de gente exageradamente contentos y amables unos con otros?, no lo puedo evitar vale, algo en mi me lleva a desconfiar, ahí niveles de felicidad para los que mi cuerpo no esta acostumbrado, a pesar de haber conocido a esas personas sigo pensando que ocultaban algo un cadáver... un becario atado, no se algo. En fin, supongo que la parte triste de todo esto es que por lo menos a mi la felicidad en su máxima expresión por algún motivo me genera desconfianza, ¿Como puede transformar mi cerebro gente contenta en miedo?, la verdad no lo se, quizás he visto demasiadas películas... Si hay más personas como yo por ahí sueltas a las que les resulta raro ver a personas demasiado felices querrá decir que no estoy solo, la verdad esta sería una noticia muy triste, pues cierto es que hombre precavido vale por dos pero si en una sociedad empezamos a desconfiar de la felicidad y el bienestar quiere decir que algo estamos haciendo mal con nuestra población.