22 agosto 2016

Sacar mi vida a flote en un mar de obstaculos


El tiempo pasa y las cosas siguen sin salir bien, es frustrante ver que por una u otra razón con el paso de los meses sigo sin ver una salida clara al mar de dudas que me rodea, es cierto que tengo varios proyectos en marcha, pero mas que proyectos son hobbies, cosas con las que disfruto y me esfuerzo con un único resultado, mi satisfacción personal. Me pregunto si algún día podre vivir de lo que me gusta, o sacar provecho a algunas de estas aficiones a las que le dedico todo el tiempo de mi día a día. No quiero pensar que voy a crecer y vivir en un mundo sintiéndome esclavo de un trabajo o una formación universitaria de la que no disfruto única y exclusivamente moviéndome por la necesidad de salir adelante y poder mantener mi vida a flote.
La verdad es un pensamiento excesivamente pesimista pero sinceramente cuanto mas tiempo pasa caigo mas en la cuenta de que en mi país va a ser difícil poder salir adelante sin tener que pasar por aros que no quiero atravesar. Tampoco pretendo crear una falsa idea de que quiero vivir del cuento ni mucho menos, simplemente quiero tener la seguridad de poder elegir un camino profesional y que mi país me proporcione en mayor o menor medida un alto porcentaje de posibilidades de llevar una vida digna, por ahora es cierto que no he estudiado demasiado, pero aun así he tenido experiencias laborales muy frustrantes y lamentables, y como yo miles de españoles, donde se firman cientos y cientos de contratos de 2h al día y con los que se trabajan 6 o incluso 10 horas, quiero al menos tener la seguridad de elegir un camino para que de esta forma nadie se pueda aprovechar de mi nunca mas. La verdad este ha sido un inicio de semana horrible para mi, he perdido muchas horas de trabajo en una tarjeta de memoria y me siento bastante decaído, de ahí que vengan a mi mente tanta frustración y pensamientos negativos que en el fondo están siempre ahí puesto que ahora se inicia una vez mas el nuevo curso universitario, donde me tocara cerrar una vez por todas la incógnita de que camino voy a coger, por desgracia no tengo la respuesta y el tiempo pasa.