21 octubre 2016

En las películas los malos son los que pierden, en la vida pierdes si no sabes ser malo.

Mira, nunca te acostaras sin saber una cosa mas...eso dice el refranero español, y es verdad. Yo esta semana he aprendido que da igual lo mucho que te esfuerces, siempre va ha haber un gilipollas de turno mas espabilado que tu que te va a comer la tostada, que va legar y de repente, sin comerlo ni beberlo va triunfar rascándose los huevos y después se va a reír en tu puta cara y te lo va a restregar. Empiezo ha estar un poco hasta las narices de que poquito a poco las cosas se vallan torciendo y de comerme hostias cada dos por tres. ¿Merece la pena en verdad ser un buena persona o mejor nos convertimos en un hijo de puta mas del monton?.
Yo cada vez me planteo mas seriamente la via del hijoputismo, yo no se si esa gente después de realizar sus acciones es infeliz o no, o si se pasan las noches abrazados aun peluche super adorable mientras lloran a lagrima viva y se mortifican, no lo se ni me importa, pero parece que de puertas para fuera siempre que me encuentro a gente de este rollo son mas felices que lance amstrom cuando veía que todos sus controles de antidopin daban negativo . Igual ya estoy un poco viejo ya para cambiar, todavía me quedan muchas cosas que aprender, como para ponerme a perder el tiempo en experimentos ridículos que a lo mejor solo sirven para que un buen día me den un par de hostias, pero oye, lo que me lleve me queda pa mi pa siempre. Lo único claro que saco de todo esto es que hay alguien o algo que no se cansa de hacerme la puñeta, por que tiene cojones que de todas las putas variables posibilidades fuera a darse la mas dolorosa y asquerosa para mi. También dice nuestro querido refranero español que el primer paso es pedir y el segundo robar….en mi caso el primer paso es ser buena persona, que no es sinonimo de gilipollas y el segundo paso será pasar a las hostias pues estoy un poquito harto de recibir creo que ya va siendo hora de dar. En las películas los malos son los que pierden, en la vida pierdes si no sabes ser malo.