24 noviembre 2016

No quiero quererte solo un sábado de mi vida

A veces es difícil sonreír o levantarte con fuerzas una mañana cuando el motivo de tus sonrisas juega con tus sentimientos, siendo sinceros, me da asco (y nunca mejor dicho) hablar de estos temas, pero es que en mi cabeza ultimamente solo existe esto, es absolutamente desgarrador ver como hay posibilidades aparentemente cercanas y a la vez infinitamente alejadas, como si los dos polos de un imán se tratasen de unir...difícil de explicar con palabras lo que los sentimientos expresan en mi interior, es como una sensación de insatisfacción y frustración continua mezclada con tristeza y melancolía, una especie de espiral que no parece terminar nunca, quizás la respuesta es mas fácil de lo que yo creo, a lo mejor un simple si o no lo arregla todo, pero ya no se trata tan solo de obtener respuesta, sino de entender por que siempre soy yo el que se queda atascado en este paso de las relaciones. No creo que ponerme ahora a discutir sobre si el problema es mio o de ella valla a solucionar las cosas. Lo único que quiero de una puta vez es volver a tener una relación normal, sin dudas, sin incertidumbre, tener de nuevo algo normal, ese alguien en el que depositar tu confianza y no andar dando vueltas como un gilipollas esperando que lo que conseguiste un sábado se va a terminar ese mismo sábado… Tampoco se trata de algo tan extremo, esta bien, pero con esto quiero decir, que por su puesto que es valido tener rollos de una noche si las dos personas están de acuerdo, pero me destroza saber que no siempre es el caso, que por lo general una de las dos personas siempre esta algo encariñada y al final de la noche uno acaba con los sentimientos echos pedazos, sintiéndose el tonto y el perdedor de la película, como si se hubieran burlado de el, como si lo hubieran utilizado. Lo digo por que ultimamente es lo único que siento y saco en claro de mis relaciones y me da asco, pues en esto siempre se nos pinta a los tios como los hijos de puta que salen a aprovecharse y embaucar a las mujeres y una vez que conseguimos lo que queremos ni las llamamos, pues no es así señores, no saldra de mi boca el “yo nunca lo he hecho”, pero creo que en esta balanza somos muy injustos pues probablemente el porcentaje esta mas igualado de lo que en un principio pensamos. Por desgracia, mis ultimas experiencias han sido así, yo he sentido un tremendo interés por ella y al final he acabado viéndola con otra persona mientras yo tenia que conformarme con beber como un cerdo...Es verdad que la última vez no existió absolutamente nada, correcto, pero algo me dice que ella quería, no lo puedo asegurar, me muero de rabia por dentro y la única causa es el ser consciente de que esta batalla aun no ha terminado, algo positivo y doloroso al mismo tiempo, pues todavía existe una paupérrima posibilidad de un final feliz, pero a la vez, mientras la herida siga abierta seguirá sangrando sin parar y con ella todos mis sentimientos, pesares y rabietas, solo espero que ella se decida pronto por que sinceramente yo no soporto mas esta situación.